Imágenes y frases católicas.

sábado, 13 de agosto de 2016

San Maximiliano Kolbe.

Mañana se celebra a san Maximiliano Kolbe. Algunas frases suyas:

- "Tratemos de introducir a la Inmaculada en el alma como lo hizo San José en Belén. Roguemos a San José que podamos ser tan entregados y tan dispuestos a sacrificarnos y a trabajar por la Inmaculada, como él. Roguemos que sepamos vivir para Ella como San José".



- "Tú, Dios infinito y eterno, me has amado desde hace siglos, me llamaste de la nada a la existencia. Para demostrarme de cerca que me amabas con mucha ternura, bajaste de las delicias más puras del paraíso a esta tierra…viviste en medio de la pobreza…, quisiste ser colgado entre tormentos en un torpe patíbulo en medio de dos malhechores… ¡Oh Dios de amor, me redimiste de este modo terrible y generoso! Tú, sin embargo, no te contentaste con eso, sino que viendo que habrían de
transcurrir 19 siglos desde que esparciste esas demostraciones de tu amor hasta que yo apareciera en la tierra, ¡quisiste proveer también a esto! Tu corazón no permitió que yo tuviera que alimentarme únicamente de los recuerdos de tu inmenso amor. Te quedaste en esta mísera tierra en el santísimo y admirable Sacramento del altar y ahora vienes a mí y te unes estrechamente a mí bajo la forma del alimento… Tu Sangre ya fluye en mi sangre, tu alma, oh Dios Encarnado, se compenetra con la mía, le da fuerza y la alimenta. 

- "Queridísimos hijos, cómo desearía decirles, repetirles lo buena que es la Inmaculada, para poder alejar para siempre de sus pequeños corazones la tristeza, el desaliento interior, el abatimiento. La sola invocación “María”, acaso con el ánimo sumergido en las tinieblas, en las arideces, y hasta en la desgracia del pecado, ¡qué eco produce en su Corazón que tanto nos ama! Y cuanto más infeliz es el alma, hundida en sus pecados, tanto más este Refugio de los pobres pecadores como nosotros, la rodea de cariñosa y solícita protección. Pero no se aflijan nunca si no sienten tal amor. Si quieren amar, ésta es ya una señal segura de que están amando; se trata sólo de un amor que procede de la voluntad. También el sentimiento exterior es fruto de la gracia, pero no siempre sigue inmediatamente a la voluntad. 


Puede venirles, queridos míos, un pensamiento, casi una triste nostalgia, una súplica, un lamento. “¿Quién sabe si la Inmaculada me ama todavía?” ¡Hijos amadísimos! Se lo digo a todos juntos y a cada uno en particular en su nombre, anótenlo bien, en su nombre: Ella ama a cada uno de ustedes, los ama mucho y en todo momento sin excepción alguna. Esto, queridísimos hijos, se lo repito en su nombre. Ámala, Ámala a la Inmaculada. Ella te hará feliz. Fíate de ella sin límites".


- "Cuando os sintáis culpables, aunque sea de un pecado grave, plenamente consciente y repetido, no os dejéis arrastrar por el desaliento. Confiaos a María, contadle vuestra falta, sin examinarla, sin analizarla (...)". 

El papa Francisco advierte sobre la ideología de género.


"Quisiera concluir aquí con este aspecto, porque detrás de esto hay ideologías. En Europa, América, América Latina, África, en algunos países de Asia, hay verdaderas colonizaciones ideológicas. Y una de estas —lo digo claramente con «nombre y apellido»— es el gender. Hoy a los niños —a los niños— en la escuela se enseña esto: que cada uno puede elegir el sexo. ¿Por qué enseñan esto? Porque los libros son los de las personas y de las instituciones que dan el dinero. Son las colonizaciones ideológicas, sostenidas también por países muy influyentes. Y esto es terrible. 


Hablando con Papa Benedicto, que está bien y tiene un pensamiento claro, me decía: «Santidad, esta es la época del pecado contra Dios creador». Es inteligente. Dios ha creado al hombre y a la mujer; Dios ha creado al mundo así, así, y nosotros estamos haciendo lo contrario. Dios nos dio un estado «inculto» para que nosotros lo transformáramos en cultura; y después, con esta cultura, hacemos cosas que nos devuelven al estado «inculto». Lo que ha dicho el Papa Benedicto tenemos que pensarlo: «Es la época del pecado contra Dios creador». Esto nos ayudará".



viernes, 12 de agosto de 2016

Benedicto XVI. Ideología de género.

Benedicto XVI en su último discurso navideño del 21 de Diciembre del 2012 a la Curia Romana:

«(...) lo que hoy se presenta bajo el lema ‘gender’ como una nueva filosofía de la sexualidad. Según esta filosofía, el sexo ya no es un dato originario de la naturaleza, que el hombre debe aceptar y llenar personalmente de sentido, sino un papel social del que se decide autónomamente, mientras que hasta ahora era la sociedad la que decidía. La falacia profunda de esta teoría y de la revolución antropológica que subyace en ella es evidente. El hombre niega tener una naturaleza preconstituida por su corporeidad, que caracteriza al ser humano. Niega la propia naturaleza y decide que ésta no se le ha dado como hecho preestablecido, sino que es él mismo quien se la debe crear. 

Según el relato bíblico de la creación, el haber sido creada por Dios como varón y mujer pertenece a la esencia de la criatura humana. Esta dualidad es esencial para el ser humano, tal como Dios la ha dado. Precisamente esta dualidad como dato originario es lo que se impugna. Ya no es válido lo que leemos en el relato de la creación: ‘Hombre y mujer los creó’ (Gn 1,27) (...)

La manipulación de la naturaleza, que hoy deploramos por lo que se refiere al medio ambiente, se convierte aquí en la opción de fondo del hombre respecto a sí mismo. En la actualidad, existe sólo el hombre en abstracto, que después elije para sí mismo, autónomamente, una u otra cosa como naturaleza suya. Se niega a hombres y mujeres su exigencia creacional de ser formas de la persona humana que se integran mutuamente. Ahora bien, si no existe la dualidad de hombre y mujer como dato de la creación, entonces tampoco existe la familia como realidad preestablecida por la creación.

(...) Allí donde la libertad de hacer se convierte en libertad de hacerse por uno mismo, se llega necesariamente a negar al Creador mismo y, con ello, también el hombre como criatura de Dios, como imagen de Dios, queda finalmente degradado en la esencia de su ser. 


El cardenal Ratzinger dice en el libro La sal de la tierra

«Actualmente se considera a la mujer como un ser oprimido; así que la liberación de la mujer sirve de centro nuclear para cualquier actividad de liberación tanto política como antropológica con el objetivo de liberar al ser humano de su biología. Se distingue entonces el fenómeno biológico de la sexualidad de sus formas históricas, a las que se denomina ‘gender’,(...)

 Ya no se admite que la ‘naturaleza’ tenga algo que decir, es mejor que el hombre pueda modelarse a su gusto, tiene que liberarse de cualquier presupuesto de su ser: el ser humano tiene que hacerse a sí mismo según lo que él quiera, sólo de ese modo será ‘libre’ y liberado. Todo esto, en el fondo, disimula una insurrección del hombre contra los límites que lleva consigo como ser biológico. Se opone, en último extremo, a ser criatura. El ser humano tiene que ser su propio creador, versión moderna de aquél ‘seréis como dioses’: tiene que ser como Dios».

Si no reaccionamos, la ideología de género va a pudrir la sociedad.

La ideología de género es sin duda un invento de Satán, auspiciado por grupos de poder. Utilizan los medios de comunicación (series, tv, cine...), política, la manipulación del lenguaje, e incluso la escuela para poner de moda auténticas aberraciones.

La gente no se levanta una mañana siendo hembrista, con ganas de abortar o de cambiar de sexo de forma natural. Si hay gente que demanda estas cosas es por que hay una saturación de estas ideas en la sociedad, haciéndoles creer a muchos que se trata de necesidades.


En muchos colegios ya se está enseñando con éxito todo tipo de corrupciones y desviaciones sexuales a los niños, entre ellas lavarles el cerebro para que cambien de sexo. Se trata de una autentica corrupción de menores socialmente aceptada, al borde de la pederastia estatal. Esto no se puede permitir. Los padres que permiten esto deberían lanzarse a la calle a protestar.

Por otro lado, tenemos el hembrismo estatal, que está destrozando familias. Se presenta al varón como un ser de condición maltratadora. Sin duda, hay hombres maltratadores, y esto debe detenerse; pero también hay mujeres maltratadoras, lo he visto en persona. El maltrato no entiende de géneros. Hay personas crueles, independientemente de que sean hombres o mujeres. La cuestión es que se fomenta la denuncia falsa, los divorcios agresivos y rastreros, y los que más sufren son los hijos.

Parece mentira que haya algunas personas en la Iglesia que no se den cuenta de esto, mientras hay agnósticos que sí. Los fieles laicos tenemos que espabilar. Estamos en tiempos muy duros, y no están para un cristianismo tibio y light. Así no vamos a conseguir nada. Se está buscando invertir el orden natural creado por Dios.

Que nadie dude que todo esto no pasa por casualidad, sino que está muy bien planificado por la masonería luciferina y otros grupos y sociedades secretas.

Todos somos pecadores, pero corromper la sociedad a posta... esto ya clama al Cielo.

Cuando pienso en estos grupos, me pregunto si no está relacionado con este fragmento del Apócalipsis 11, 18 (la última frase la he resaltado en negrita):

"Se encolerizaron las gentes, llegó tu cólera, y el tiempo de que sean juzgados los muertos, y de dar el galardón a tus siervos, los profetas, y a los santos y a los que temen tu nombre, y a los pequeños y a los grandes, y de arruinar a los que arruinaron la tierra".

Aún están a tiempo de dejar de corromper a los pueblos, arrepentirse y acudir a la Misericordia de Dios.

IFC.

miércoles, 3 de agosto de 2016

Respuesta de Jesús a la mujer cananea.

El evangelio de hoy es el de la mujer cananea, Mateo 15,21-28. La cananea era pagana y pide que su hija sea liberada de un demonio. Los díscípulos piden al Señor que la atienda y Jesús le responde que no está bien echar a los perrillos el pan de los hijos. Finalmente ante su insistencia, alaba su gran fe y libera a su hija del demonio.

En primer lugar vemos la oración de intercesión al Señor por los demás que todos hemos de practicar reflejada en la petición de los discípulos.

A continuación la respuesta de Jesús. Los judíos llamaban a los paganos perros que para ellos eran un animal impuro. Aunque parece que Jesús suaviza con un diminutivo y dice "perrillos".

¿Es que Jesús rechazaba a los paganos y luego cambió de opinión? En absoluto. Él mismo los evangelizó en muchas ocasiones y después de su Resurrección y Ascensión se lo encomendó a sus apóstoles y  discípulos. Pero así como una piedrecita lanzada al agua genera círculos concéntricos expansivos, era de ley predicar el evangelio primero a los judíos y en expansión a los paganos y así cumplir las escrituras en lo referente a la salvación universal. 


La oración de la cananea tiene una fe llena de confianza, es perseverante sin desanimarse, clara, humilde y perfecta, ya que, al contrario que una buena parte de los judíos, esta pagana reconoce a Jesús como el Mesías que había de venir a salvarnos. Lo llama Señor e Hijo de David. Y Jesús conmovido, alaba su gran fe, como hizo con otros paganos que aparecen en el Evangelio y libera del demonio a su hija.

Estas palabras favorables de Jesús a la cananea y a los paganos, servirán de recuerdo a algunos pequeños sectores judeocristianos de las primeras comunidades, que eran algo duros con los no judíos en las comunidades.

En mi opinión, el Señor probablemente estaba calibrando y sondeando amorosamente por un lado la fe en la oración intercesora de sus discípulos, y por otro hasta donde llegaba  la fe de esta mujer pagana y su amor por Dios y por su hija.


De nuevo, nos encontramos con uno de esos pasajes bíblicos, que a primera vista parecen fríos y ásperos, cuando la realidad es que contienen un gran Amor y una gran ternura por parte de Dios a la humanidad.

Por eso es tan necesario dejar los prejuicios a un lado y estudiar las Escrituras y el depósito de la Tradición de la Iglesia Católica.

IFC.

lunes, 1 de agosto de 2016

San Alfonso María de Ligorio. La oración.

San Alfonso María de Ligorio. Fragmentos de su obra "El gran medio de la oración".


- " (...) levantar nuestros ojos a Dios y alcanzar de su misericordia por la oración nuestra salud eterna. Lo decía el rey Josafat: Puesto que ignoramos lo que debemos hacer, una sola cosa nos resta: volver los ojos a Ti. Así lo practicaba el santo Rey David, pues confesaba que para no ser presa de sus enemigos no tenía otro recurso sino el acudir continuamente al Señor suplicándole que le librara de sus acechanzas: (...) A ti clamé, Señor, sálvame para que guarde tus mandamientos... porque yo nada puedo y fuera de Vos nadie me podrá ayudar".

- "Conviene sobre todo que estemos persuadidos que nadie podrá vencer las tentaciones impuras de la carne si no se encomienda al Señor en el momento de la tentación. Tan poderoso y terrible es este enemigo que cuando nos combate se apagan todas las luces de nuestro espíritu y nos olvidamos de las meditaciones y santos propósitos que hemos hecho (...).


Y es que esa tentación se siente apoyada por la natural inclinación que nos empuja a los placeres sensuales. Quien en esos momentos no acude al Señor está perdido. Ya lo dijo San Gregorio Nacianceno: La oración es la defensa de la pureza Y antes lo había afirmado Salomón: Y como supe que no podía ser puro, si Dios no me daba esa gracia, a Dios acudí y se la pedí. Es en efecto la castidad una virtud que con nuestras propias fuerzas no podemos practicar, necesitamos la ayuda de Dios, mas Dios no la concede sino a aquel que se la pide. El que la pide, ciertamente la obtendrá.

- "Venid a mí todos los que andáis agobiados con cargas y trabajos, que yo os aliviaré. Pobres hijos míos, dice el Señor, los que andáis combatidos de tantos enemigos y cargados con el peso de tantos pecados, recurrid a MI con la oración y yo os daré fuerzas para resistir y pondré remedio a todos vuestros males. 

En otro lugar dice por labios del profeta Isaías: Venid y argüidme... aunque vuestros pecados sean rojos, como la grana, blancos quedarán, como la nieve. Que es lo mismo que decir: Hombres, venid a mí, y aunque tengáis vuestra conciencia manchada con grandes culpas, no dejéis de venir... y si después de haber acudido a mí, yo con mi gracia no os vuelvo vuestra alma pura y cándida como la nieve, os autorizo para que me lo echéis en cara".

- "Túrbanse algunos y se preguntan inquietos y miedosos:
¿Quién sabe si estaré escrito en el libro de la vida? ¿Quién sabe si Dios me dará la gracia eficaz y la perseverancia? Vanas son estas preguntas. Sigamos el ejemplo de San Pablo, quien escribía: 'No os inquietéis por la solicitud de cosa alguna: mas en todo presentad a Dios vuestras peticiones por medio de la oración y de las plegarias, acompañadas de hacimiento de gracias'. Con estas palabras parece que nos quiere decir: ¿Por qué inquietarnos con necios temores y con inútiles angustias? Dejad todas vuestras temerosas solicitudes, que no sirven más que para empujar a la desesperación y hacer tibios y perezosos en el camino de la salvación eterna.

 Rezad, rezad siempre; (...) Nos lanzó el Señor a la batalla contra enemigos fuertes, pero Él será fiel a la promesa que nos hizo de no permitir que seamos más fieramente combatidos de lo que nuestras fuerzas pueden resistir. Es fiel porque al punto socorre al que le invoca". 

VI. TAMBIÉN LOS PECADORES DEBEN ORAR  


- "Comentando estas palabras un autor antiguo dice: Todo el que pide... sea justo, sea pecador... Hablando Jesucristo de aquel que dio todos los panes que tenía a un amigo suyo y no tanto por amistad, cuanto por la terca importunidad con que se los pedía, dice, según leemos en San Lucas: Yo os aseguro que cuando no se levantare a dárselos por razón de amistad, a lo menos por librarse de su impertinencia se levantará al fin y le dará cuantos hubiere menester... Así os digo yo: pedid y se os dará. 

Aquí tenemos cómo la perseverante oración alcanza de Dios misericordia, aun cuando los que rezan no sean sus amigos. Lo que la amistad no consigue, dice el Crisóstomo, obtiénese por la oración. Por eso concluye diciendo: Más poderosa es la oración que la amistad. Lo mismo enseña San Basilio, el cual categóricamente afirma que también los pecadores consiguen lo que piden, si oran con perseverancia. De la misma opinión es San Gregorio, el cual dice: Siga clamando el pecador, que su oración llegará hasta el corazón de Dios.


Y San Jerónimo sostiene lo mismo y añade: El pecador puede llamar padre a Dios y será su padre, y si persiste en acudir a Él con la oración será tratado como hijo. Pone el ejemplo del hijo pródigo el cual, aun cuando todavía no había alcanzado el perdón, decía: Padre mío, pequé. San Agustín razona muy bien cuando dice que si Dios no oyera a los pecadores, inútil hubiera sido la oración de aquel humilde publicano que le decía: Señor, tened piedad de mí, pobre pecador. Sin embargo, expresamente nos dice el Evangelio que fue oída su oración y que salió del templo justificado".

martes, 19 de julio de 2016

La recepción de la Eucaristía en el Catecismo.

Algunos numerales del catecismo de la Iglesia Católica sobre la recepción de la Eucaristía:

1384 El Señor nos dirige una invitación urgente a recibirle en el sacramento de la Eucaristía: "En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne del Hijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tendréis vida en vosotros" (Jn 6,53).


 1385 Para responder a esta invitación, debemos prepararnos para este momento tan grande y santo. San Pablo exhorta a un examen de conciencia: "Quien coma el pan o beba el cáliz del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor. Examínese, pues, cada cual, y coma entonces del pan y beba del cáliz. Pues quien come y bebe sin discernir el Cuerpo, come y bebe su propio castigo" ( 1 Co 11,27-29). Quien tiene conciencia de estar en pecado grave debe recibir el sacramento de la Reconciliación antes de acercarse a comulgar.

 1386 Ante la grandeza de este sacramento, el fiel sólo puede repetir humildemente y con fe ardiente las palabras del Centurión (cf Mt 8,8): "Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme". En la Liturgia de san Juan Crisóstomo, los fieles oran con el mismo espíritu: «A tomar parte en tu cena sacramental invítame hoy, Hijo de Dios: no revelaré a tus enemigos el misterio, no te te daré el beso de Judas; antes como el ladrón te reconozco y te suplico: ¡Acuérdate de mí, Señor, en tu reino!» (Liturgia Bizantina. Anaphora Iohannis Chrysostomi, Oración antes de la Comunión)

 1387 Para prepararse convenientemente a recibir este sacramento, los fieles deben observar el ayuno prescrito por la Iglesia (cf CIC can. 919). Por la actitud corporal (gestos, vestido) se manifiesta el respeto, la solemnidad, el gozo de ese momento en que Cristo se hace nuestro huésped.


No se puede comulgar en pecado mortal.

Si me permitís ser un poco irónico, cuando voy a Misa no sé si soy el peor pecador del mundo, o si los que me rodean son santísimos. Tal vez las dos cosas. Lo digo porque todos comulgan, pero no veo a nadie confesar. Y me extraña. Difícilmente no acumulo varios pecados en una semana, lo que me obliga a acudir a la confesión sacramental semanalmente. Y no creo que sea el único.

No pretendo llevar la cuenta de los pecados ajenos, me sobran y me pesan demasiado los míos. No lo digo por falsa humildad ni como frase hecha. Si escribo esto es por el temor de que se estén dando sacrilegios continuamente, bien por ignorancia, bien por impenitencia.


Es bueno que el sacerdote diga en la Misa que quien no esté debidamente preparado que no comulgue.

No puede ser que haya en la cola de la comunión:

- Grupos de colegas echándose unas risas sin ningún recogimiento. Comulgan, vuelven al banco y siguen con la conversación y las risas.

- Personas que  hablan y se comunican por el teléfono en plena Misa.

- Mujeres y chicas semidesnudas o con ropas muy ajustadas, que pueden hacer y hacen pecar de pensamiento a fieles varones y hasta al sacerdote.

No les juzgo, yo también soy un pecador, quizá aún más, sólo les invito a  lo que manda la Iglesia, que se lo confiesen, se esfuercen por no hacerlo más, y después comulguen.

¿Es que estas exigencias hacia esta desagradable situación esconden algún tipo de soberbia? ¡Al contrario! Precisamente es un signo de humildad si en el caso de que seamos conscientes de tener pecados mortales, nos confesamos antes de comulgar. En cambio, es de una soberbia terrible saber que tienes pecados mortales sin confesar, y comulgar sacrílegamente.

Tampoco se trata de tener agobios escrupulosos, (aunque hoy por hoy muy pocos los padecen, a causa de la pérdida de conciencia de pecado) si no tenemos pecados mortales porque hace poco confesamos, no tenemos que tener problema para comulgar.

Por otra parte, la Misa es válida y beneficiosa, aún cuando no podamos comulgar. Se hace una comunión espiritual. 


Si unos amigos se casan, te invitan al banquete y tú por una indisposición estomacal no comes... ¿acaso no van a agradecer tu compañía? Lo mismo a Dios y a la Iglesia le agrada tu compañía, aunque no puedas comulgar. Ya lo harás  más adelante cuando te confieses, cuanto antes mejor.

Esto ha sido así para todos los fieles durante 2000 años, y siempre se ha sabido. Incontables veces en mi vida lo he hecho así en Misa porque no podía comulgar a causa de mis pecados y no me había confesado, y como yo mucha gente. Y no pasa nada. En cambio por comulgar en pecado mortal sí que pasa:

“quien come el Cuerpo de Cristo indignamente, come su propia condenación”, nos dice San Pablo (1 Cor 11, 27).

IFC.

viernes, 8 de julio de 2016

Benedicto XVI: Los esposos Priscila y Áquila

Extractos de la audiencia general de Benedicto XVI: sobre los esposos santos Priscila y Áquila Miércoles 7 de febrero de 2007.


- "(...) gracias a la fe y al compromiso apostólico de fieles laicos, de familias, de esposos como Priscila y Áquila, el cristianismo ha llegado a nuestra generación. No sólo pudo crecer gracias a los Apóstoles que lo anunciaban. Para arraigar en la tierra del pueblo, para desarrollarse ampliamente, era necesario el compromiso de estas familias, de estos esposos, de estas comunidades cristianas, de fieles laicos que ofrecieron el "humus" al crecimiento de la fe. Y sólo así crece siempre la Iglesia. 

Esta pareja demuestra, en particular, la importancia de la acción de los esposos cristianos. Cuando están sostenidos por la fe y por una intensa espiritualidad, su compromiso valiente por la Iglesia y en la Iglesia resulta natural. La comunión diaria de su vida se prolonga y en cierto sentido se sublima al asumir una responsabilidad común en favor del Cuerpo místico de Cristo, aunque sólo sea de una pequeña parte de este. Así sucedió en la primera generación y así seguirá sucediendo.

 De su ejemplo podemos sacar otra lección importante: toda casa puede transformarse en una pequeña iglesia. No sólo en el sentido de que en ella tiene que reinar el típico amor cristiano, hecho de altruismo y atención recíproca, sino más aún en el sentido de que toda la vida familiar, en virtud de la fe, está llamada a girar en torno al único señorío de Jesucristo. Por eso, en la carta a los Efesios, san Pablo compara la relación matrimonial con la comunión esponsal que existe entre Cristo y la Iglesia (cf. Ef 5, 25-33). Más aún, podríamos decir que el Apóstol indirectamente configura la vida de la Iglesia con la de la familia. Y la Iglesia, en realidad, es la familia de Dios. Por eso, honramos a Áquila y Priscila como modelos de una vida conyugal responsablemente comprometida al servicio de toda la comunidad cristiana. Y vemos en ellos el modelo de la Iglesia, familia de Dios para todos los tiempos".

Beato Carlos de Foucauld: santos Aquila y Priscila.


miércoles, 22 de junio de 2016

Frases de santo Tomás Moro, mártir laico y patrón de los políticos.

 Santo Tomás Moro, mártir laico y patrón de los políticos:

- " (...) si llegáis a vivir tiempos en los que nadie os dé un buen consejo ni buen ejemplo, en los que veáis como se castiga la virtud y se recompensa el vicio, si entonces permanecéis firmes y seguís siendo fieles a Dios, por mi vida os digo que seréis considerados justos..., aunque sólo fueseis justos a medias".


- "El hombre no puede ser separado de Dios, ni la política de la moral".

- "¡Ah!, qué poco nos parecemos a Cristo aunque llevemos su nombre y nos llamemos cristianos. Nuestra conversación en las comidas no sólo es tonta y superficial (incluso por esta negligencia advirtió Cristo que deberemos rendir cuenta), sino que a menudo es también perniciosa, y una vez llenos de comida y bebida dejamos la mesa sin acordarnos de Dios y sin darle gracias por los bienes que nos ha otorgado".



lunes, 13 de junio de 2016

Dios es amor.

Dios es Amor, odia el pecado pero ama al pecador. Los cristianos también estamos obligados a hacer esta distinción. Cuando hay graves pecados sociales e ideologías nocivas estamos obligados a denunciarlos, pero sin odio a las personas.


Así como Dios tiene paciencia con nosotros, también debemos tenerla entre nosotros. Una persona que dice ser  cristiana y  odia a otras personas, las insulta o les hace daño voluntariamente, no ha aprendido a ser cristiano. Jesús y los apóstoles hablaron numerosas veces en el Evangelio y las cartas apostólicas.

"Si alguno dijere: Amo a Dios, pero aborrece a su hermano, miente. Pues el que no ama a su hermano a quien ve, no es posible que ame a Dios a quien no ve. Y nosotros tenemos de El este precepto: que quien ama a Dios, ame también a su hermano". I Juan 4, 20-21.

IFC.

sábado, 11 de junio de 2016

Frases de Jesús a Santa Faustina.


Algunas frases de Jesús a santa Faustina sobre la Divina Misericordia tomadas de su diario:


- "A las almas que propagan la devoción a Mi misericordia, las protejo durante toda su vida como una madre cariñosa (protege) a su niño recién nacido y a la hora de la muerte no seré para ellas Juez sino Salvador misericordioso" 

- "Que los mas grandes pecadores [pongan] su confianza en Mi misericordia. Ellos más que nadie tienen derecho a confiar en el abismo de Mi misericordia. Hija Mía, escribe sobre Mi misericordia para las almas afligidas. Me deleitan las almas que recurren a Mi misericordia. A estas almas les concedo gracias por encima de lo que piden. No puedo castigar aún al pecador más grande si él suplica Mi compasión, sino que lo justifico en Mi insondable e impenetrable misericordia. Escribe: Antes de venir como juez justo abro de par en par la puerta de Mi misericordia. Quien no quiere pasar por la puerta de Mi misericordia, tiene que pasar por la puerta de Mi justicia…" 

- “Mi Corazón está colmado de gran misericordia para las almas y especialmente para los pobres pecadores. Oh, si pudieran comprender que Yo soy para ellas el mejor Padre, que ellas de Mi Corazón ha brotado Sangre y Agua como de una fuente desbordante de misericordia; para ellas vivo en el tabernáculo; como Rey de Misericordia deseo colmar las almas de gracias, pero no quieren aceptarlas (...) Oh, qué grande es la indiferencia de las almas por tanta bondad, por tantas pruebas de amor (...) Tienen tiempo para todo, solamente no tienen tiempo para venir a Mí a tomar las gracias”.

- "Oh, qué gracias más grandes concederé a las almas que recen esta coronilla; las entrañas de Mi misericordia se enternecen por quienes rezan esta coronilla. Anota estas palabras, hija Mía, habla al mundo de Mi misericordia para que toda la humanidad conozca la infinita misericordia Mía".


- “La humanidad no conseguirá la paz hasta que no se dirija con confianza a Mi misericordia” 

- "Me queman las llamas de la misericordia, deseo derramarlas sobre las almas de los hombres. Oh, qué dolor Me dan cuando no quieren aceptarlas". 

- "Cada alma y especialmente el alma consagrada debe reflejar en sí Mi misericordia. Mi Corazón está colmado de piedad y de misericordia para todos. El corazón de Mi esposa tiene que ser semejante a Mi Corazón, de su corazón tiene que brotar el manantial de Mi misericordia para las almas, si no la desconoceré". 


- "Mi Corazón está lleno de Amor y Misericordia. Para que tú puedas conocer al menos un poco Mi dolor, imagina a la más tierna de las madres que ama grandemente a sus hijos, mientras que esos hijos desprecian el amor de la madre. Considera su dolor. Nadie puede consolarla. Ésta es solo una imagen débil y una tenue semejanza de Mi Amor".


viernes, 10 de junio de 2016

Ejemplo de ingeniería social del imperio gay.

Ante todo, como dije en la entrada anterior, esto no trata de personas de buena voluntad con orientación homosexual (que sin duda los hay, y en el caso de ser cristianos, con sus esfuerzos y la gracia de Dios pueden tener grandes logros espirituales como cualquier otro  cristiano) sino de los lobbys de presión gay que trabajan para la agenda del nuevo orden mundial a base de ingeniería social auspiciada por élites masónicas, iluministas y luciferinas que quieren pervertir la sociedad. Y sinceramente, pienso que las primeras víctimas de todo esto son los homosexuales o, peor aún, los que creen serlo porque se ha puesto de moda, entre ellos, no pocos menores.


No me gusta tratar temas negativos, pero la sociedad está fatal y no nos queda más remedio que alertar, siempre contra las ideologías, pero nunca demonizando, nunca contra las personas, ni dando por perdido a nadie.

Se está dando el caso de que cuando algún obispo,  un simple laico, o incluso agnóstico, habla del "imperio gay" la sociedad entera se rasga las vestiduras de arriba a abajo.

Lo que expongo a continuación son fragmentos de  un artículo que al parecer apareció en una revista gay llamada Christopher Street en ¡¡¡¡1984!!!! Los autores son dos dirigentes del movimiento gay, Marshall K. Kirk y Erastes Pill. Encontré el artículo en un libro, podéis encontrarlo completo fácilmente buscándolo en google: 

- "Creemos que lo primero es insensibilizar al público con respecto a los gays y sus derechos.(...) Casi cualquier comportamiento empieza a parecer normal si se satura al público. El modo de entumecer la sensibilidad espontánea hacia la homosexualidad es que haya mucha gente que hable mucho sobre el tema en términos neutrales o favorables".  
- "El hogar medio norteamericano consume siete horas diarias de televisión. Esto abre un portillo en el mundo privado de los heterosexuales, por el que se puede introducir un caballo de Troya. (...) Hasta ahora, el Hollywood gay ha resultado ser nuestra mejor arma secreta en la batalla por insensibilizar a la mayoría. Poco a poco, en los diez últimos años, se han ido introduciendo personajes y temas gays en los programas de televisión y en las películas. Ha sido, en conjunto, un proceso alentador". 
- "Podemos minar la autoridad moral de las Iglesias homófobas presentándolas como retrógadas y anticuadas, desfasadas con los tiempos y los últimos descubrimientos de la psicología. Frente al enorme empuje de la religión institucional, hay que oponer el poder de atracción, aun mayor, de la ciencia y la opinión pública. Semejante no-santa alianza ha demostrado ser una buena arma contra las Iglesias en temas como el divorcio o el aborto. Si se habla abiertamente y en dosis suficientes de la prevalencia y respetabilidad de la homosexualidad, esa alianza puede volver a funcionar".
- "Hay que presentar a los gays como víctimas y no como revolucionarios agresivos. En toda campaña para ganarse al público, los gays deben aparecer como víctimas necesitadas de amparo, para que los heterosexuales se sientan espontáneamente inclinados a adoptar el papel de protectores (...)".
- "En una fase posterior de la campaña por los derechos de los gays, habrá que arremeter contra los que todavía se opongan. Hablando claro: hay que vilipendiarlos. Aquí nuestro objetivo es doble. Primero, hemos de procurar cambiar su arrogancia en sentimiento de vergüenza y de culpa por ser homófobos. Segundo, hay que mostrar al público imágenes de homófobos acérrimos que tengan otros rasgos y creencias desagradables para el americano medio. Entre tales imágenes podrían estar: el Klu Klux Klan pidiendo que se queme vivos a los gays o se los castre; pastores fanáticos del sur que babean de odio histérico hasta el punto de que parezcan cómicos y trastornados (...)".


miércoles, 1 de junio de 2016

Totalitarismo gay.

Hay un  totalitarismo gay y hay que estar ciego para no verlo. No se trata aquí de personas con orientación homosexual, a los que como a cualquier persona se les debe guardar respeto, sino grupos de presión, lobbys y colectivos gays, que es diferente.

Existen homosexuales sensatos que pasan de, colectivos, shows, cabalgatas y "orgullos" que lo único que pretenden es el pensamiento único y la alienación. Hay homosexuales -algunos de ellos famosos- que se han desvinculado de estos lobbys gays, o han manifestado no estar de acuerdo con la adopción de niños por parejas gays y lo han pagado caro. Han sido perseguidos, amenazados y les han amargado la vida.

Lo que estos grupos pretenden es absolutamente inmaduro. Es un signo de madurez mental no creerse el centro del universo, aceptar que no se puede obligar a nadie a que te quieran, ni siquiera a que te acepten. Pero estos grupos quieren obligar a todo el mundo a que les quieran y los acepten, o te denunciarán. Esto no está bien.

¿Quién esta detrás de todo esto? Los mismos de la ideología de género, los ingenieros sociales, los que adulteran el significado de las palabras, y el orden natural,  los promotores de la falsa tolerancia envenanada: sociedades secretas, grupos masónicos y paramasónicos, sectores de la ONU, etc...

También tratan de sembrar la cizaña en la Iglesia con el tema gay. Vamos a ver, yo soy joven, soltero y heterosexual y no puedo ir por ahí acostándome con mujeres. No puedo hacerlo si quiero tomarme en serio mi fe cristiana. Pues a la persona cristiana con orientación homosexual  se le pide lo mismo que a mí, o sea, guardar la castidad según  su estado. No se tiene que sentir minusvalorada, se le pide lo que a cualquiera. Si tienes orientación homosexual, Dios no te va a dejar de lado, y puedes ser tan santo como pueda ser cualquier otra persona cristiana. ¿Que hay tropiezos? pues le pide uno perdón a Dios, se confiesa y sin angustiarse, se sigue adelante.

Hay que esforzarse, no podemos ignorar que el cristianismo tiene sus requisitos. 
También otras religiones los tienen. Y lo que se dice el Nuevo Testamento sobre moral sexual, no son "inventos de san Pablo" como algunos pretenden. Jesús también alertó sobre la inmoralidad sexual y la fornicación. Por ejemplo: 

- San Mateo 15, 18- 20:  "En cambio lo que sale de la boca viene de dentro del corazón, y eso es lo que contamina al hombre. Porque del corazón salen las intenciones malas, asesinatos, adulterios, fornicaciones, robos, falsos testimonios, injurias. Eso es lo que contamina al hombre; que el comer sin lavarse las manos no contamina al hombre. 

- San Marcos 7, 14-23:  "Llamó otra vez a la gente y les dijo: «Oídme todos y entended.Nada hay fuera del hombre que, entrando en él, pueda contaminarle; sino lo que sale del hombre, eso es lo que contamina al hombre. Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen las intenciones malas: fornicaciones, robos, asesinatos, adulterios, avaricias, maldades, fraude, libertinaje, envidia, injuria, insolencia, insensatez.Todas estas perversidades salen de dentro y contaminan al hombre".

No nos dejemos engañar, la ingeniería social no busca el bien de las personas.

IFC.

sábado, 28 de mayo de 2016

Selección de frases diversas del Cardenal Robert Sarah.

Frases luminosas las del Cardenal Robert Sarah. La fuerza y honestidad doctrinal de muchos obispos africanos me hace pensar que la Iglesia africana traerá mucho bien a toda la Iglesia Católica. En mi opinión, esto es realmente denuncia profética, porque señala las enfermedades reales que padecemos en la actualidad. Y no afecta sólo a cristianos, afecta absolutamente a todos, independientemente de sus creencias: 

“No se puede, bajo el pretexto de que ya no nos escuchen, adaptar la formulación de la enseñanza de Cristo y de la Iglesia a la circunstancias, a la historia o a la sensibilidad de cada uno".


 - “Si la Iglesia empieza a hablar como el mundo y a adoptar el lenguaje del mundo, tendrá que aceptar cambiar su modo de juicio moral, y en consecuencia, tendrá que abandonar su pretensión de querer iluminar y guiar las conciencias. Al hacerlo, la Iglesia tendrá que renunciar a su misión de ser para los pueblos una luz de verdad”. 

- “Creo que el Magisterio debe mantenerse firme como una roca. Porque si se crea una duda, si el magisterio se sitúa en relación con el momento en que vivimos, la Iglesia ya no tiene derecho a enseñar”. 


 - “¿Qué significa “participar en la liturgia"?. Quiere decir entrar de lleno en la oración de Cristo. Nada que ver con el ruido, el bullicio y el hecho de que todo el mundo tiene un papel como en un teatro. Se trata de entrar en la oración de Jesús, de inmolarse con Él”.

- "No estamos luchando contra criaturas de carne y sangre...» Necesitamos ser incluyentes y dar la bienvenida a todo lo que sea humano; pero lo que viene del Enemigo no puede y no debe ser asimilado".

- "¡No puedes unirte a Cristo y a Belial (príncipe de la oscuridad)! Lo que el nazismo fascista y el comunismo fueron en el siglo XX, lo son hoy en día las ideologías homosexual y abortista en occidente y el fanatismo islámico".

“Toda clase de inmoralidad no sólo es aceptada y tolerada hoy en las sociedades avanzadas, sino incluso promovida como un bien social”.

- “El diablo está intentando destruir a la familia. Si la familia se destruye, perdemos nuestros fundamentos antropológicos dados por Dios ”. 


"Por desgracia, el advenimiento de las tecnologías de reproducción artificial, alquiler de vientres, los llamados “matrimonios” homosexuales, y otros males de la ideología de género, supondrán aún más heridas. Esta es la razón por la que es tan importante luchar para proteger a la familia, la primera celda de la vida de la Iglesia y de toda la sociedad. No se trata de ideas abstractas. No es una guerra ideológica entre las ideas de la competencia. Se trata de la defensa de nosotros mismos, de los niños y de las futuras generaciones de una ideología demoníaca que dice que los niños no necesitan a las madres y los padres. Se niega la naturaleza humana y quiere apartar a generaciones enteras de Dios".

martes, 24 de mayo de 2016

La vestimenta y el 6º mandaminento.

Hace unas semanas se ha sometido al escarnio mediático a un sacerdote argentino por advertir que la mujer no vaya con vestimentas provocativas a la Iglesia. Todo mi apoyo y solidaridad con él por decir la verdad y no querer agradar al mundo en sus modas. No es la primera vez que pasa esto en occidente.
Ya hice entradas sobre esto: Modas, ego y vanidad, y Sobre el vestir.


Los hombres tenemos una sexualidad que a menudo se activa con la vista. Si una mujer viste provocativa (jeans ajustados, leggins, ropa ajustada o corta, etc), va a ser piedra de tropiezo y tentación para los varones cristianos. Y en este tema como en otros, Dios nos pedirá cuentas. Por supuesto, el hombre debe luchar por no ceder a la impureza, pero es una falta de respeto y un obstáculo espiritual el bombardeo erotizado al que nos vemos expuestos, y más aún en el templo. Y todo esto por vanidad de destacar y exhibirse.



Hay que elegir. O vanidad o cristianismo. 

Las cristianas en vez de enfadaros, deberíais entender, que estas cosas no las decimos algunos por superioridad, o por que somos "santitos" ¡Todo lo contrario! precisamente por que somos débiles y pecadores, algunos cristianos os pedimos ayuda.

IFC.

Amoris Laetitia: Educación sexual.

Puntos de la exhortación apostólica Amoris Laetitia, del papa Francisco:

282. Una educación sexual que cuide un sano pudor tiene un valor inmenso, aunque hoy algunos consideren que es una cuestión de otras épocas. Es una defensa natural de la persona que resguarda su interioridad y evita ser convertida en un puro objeto. Sin el pudor, podemos reducir el afecto y la sexualidad a obsesiones que nos concentran sólo en la genitalidad, en morbosidades que desfiguran nuestra capacidad de amar y en diversas formas de violencia sexual que nos llevan a ser tratados de modo inhumano o a dañar a otros.


 283. Con frecuencia la educación sexual se concentra en la invitación a «cuidarse», procurando un «sexo seguro». Esta expresión transmite una actitud negativa hacia la finalidad procreativa natural de la sexualidad, como si un posible hijo fuera un enemigo del cual hay que protegerse. Así se promueve la agresividad narcisista en lugar de la acogida. Es irresponsable toda invitación a los adolescentes a que jueguen con sus cuerpos y deseos, como si tuvieran la madurez, los valores, el compromiso mutuo y los objetivos propios del matrimonio.


De ese modo se los alienta alegremente a utilizar a otra persona como objeto de búsquedas compensatorias de carencias o de grandes límites. Es importante más bien enseñarles un camino en torno a las diversas expresiones del amor, al cuidado mutuo, a la ternura respetuosa, a la comunicación rica de sentido. Porque todo eso prepara para un don de sí íntegro y generoso que se expresará, luego de un compromiso público, en la entrega de los cuerpos. La unión sexual en el matrimonio aparecerá así como signo de un compromiso totalizante, enriquecido por todo el camino previo.

 284. No hay que engañar a los jóvenes llevándoles a confundir los planos: la atracción «crea, por un momento, la ilusión de la “unión”, pero, sin amor, tal unión deja a los desconocidos tan separados como antes»[303].


 El lenguaje del cuerpo requiere el paciente aprendizaje que permite interpretar y educar los propios deseos para entregarse de verdad. Cuando se pretende entregar todo de golpe es posible que no se entregue nada. Una cosa es comprender las fragilidades de la edad o sus confusiones, y otra es alentar a los adolescentes a prolongar la inmadurez de su forma de amar. Pero ¿quién habla hoy de estas cosas? ¿Quién es capaz de tomarse en serio a los jóvenes? ¿Quién les ayuda a prepararse en serio para un amor grande y generoso? Se toma demasiado a la ligera la educación sexual.

viernes, 13 de mayo de 2016

Benedicto xvi y Francisco hablan sobre Europa.

- PAPA BENEDICTO XVI:

VIAJE APOSTÓLICO A ALEMANIA 22-25 DE SEPTIEMBRE DE 2011.


"Sobre la base de la convicción de la existencia de un Dios creador, se ha desarrollado el concepto de los derechos humanos, la idea de la igualdad de todos los hombres ante la ley, la conciencia de la inviolabilidad de la dignidad humana de cada persona y el reconocimiento de la responsabilidad de los hombres por su conducta. Estos conocimientos de la razón constituyen nuestra memoria cultural. Ignorarla o considerarla como mero pasado sería una amputación de nuestra cultura en su conjunto y la privaría de su integridad. La cultura de Europa nació del encuentro entre Jerusalén, Atenas y Roma; del encuentro entre la fe en el Dios de Israel, la razón filosófica de los griegos y el pensamiento jurídico de Roma. Este triple encuentro configura la íntima identidad de Europa. Con la certeza de la responsabilidad del hombre ante Dios y reconociendo la dignidad inviolable del hombre, de cada hombre, este encuentro ha fijado los criterios del derecho; defenderlos es nuestro deber en este momento histórico. 



 Al joven rey Salomón, a la hora de asumir el poder, se le concedió lo que pedía. ¿Qué sucedería si nosotros, legisladores de hoy, se nos concediese formular una petición? ¿Qué pediríamos? Pienso que, en último término, también hoy, no podríamos desear otra cosa que un corazón dócil: la capacidad de distinguir el bien del mal, y así establecer un verdadero derecho, de servir a la justicia y la paz".




PAPA FRANCISCO:


 Viernes 6 de mayo de 2016

"¿Qué te ha sucedido Europa humanista, defensora de los derechos humanos, de la democracia y de la libertad? ¿Qué te ha pasado Europa, tierra de poetas, filósofos, artistas, músicos, escritores? ¿Qué te ha ocurrido Europa, madre de pueblos y naciones, madre de grandes hombres y mujeres que fueron capaces de defender y dar la vida por la dignidad de sus hermanos? (...)"

 "(...) La Iglesia puede y debe ayudar al renacer de una Europa cansada, pero todavía rica de energías y de potencialidades. Su tarea coincide con su misión: el anuncio del Evangelio, que hoy más que nunca se traduce principalmente en salir al encuentro de las heridas del hombre, llevando la presencia fuerte y sencilla de Jesús, su misericordia que consuela y anima. Dios desea habitar entre los hombres, pero puede hacerlo solamente a través de hombres y mujeres que, al igual que los grandes evangelizadores del continente, estén tocados por él y vivan el Evangelio sin buscar otras cosas. Sólo una Iglesia rica en testigos podrá llevar de nuevo el agua pura del Evangelio a las raíces de Europa".